The Washington Post: evitar los OGM no es solo anti-ciencia, es inmoral

En estos días son varias las afirmaciones “anti-ciencia” en los debates estadounidenses, el más claro es la campaña contra la tecnología agrícola moderna, más específicamente el uso de técnicas moleculares para crear organismos genéticamente modificados (OGM).

En Estados Unidos después de tener alrededor de 2 mil hectáreas de cultivos transgénicos y haber consumido billones de estos alimentos, no existen estudios ni argumentos fiables y serios sobre problemas ambientales, de salud humana o incluso digestivos. Sin embargo, una campaña concertada y profunda, tan implacable como infundada, ha persuadido a un alto porcentaje de estadounidenses y europeos para evitar los alimentos derivados de los cultivos transgénicos, además de pagar precios superiores por los alimentos “no modificados genéticamente” u “orgánicos” que pueden en algunos casos ser menos seguros y menos nutritivos. Gracias a Dios que los creadores de la crema dental del pasado no se intimidaron tan fácilmente; pues los consumidores podrían haber argumentado “¡Sin fluoruro adentro!” y en consecuencia podríamos haber tenido muchas más caries.

Este es el tipo de tonterías que las sociedades ricas pueden darse el lujo de complacer. Pero cuando intentan infligir sus supersticiones a los pueblos pobres y hambrientos del planeta, el costo pasa de ser asequible a peligroso y el debate de científico a moral.

Desde la academia hasta el Congreso, en estos días es común hablar en términos de “grandes desafíos”. Ningún desafío es más grande que alimentar a más 9 mil millones de personas con quienes compartiremos la Tierra en un futuro próximo.

Por supuesto, esas personas no se supone deberían existir. Hace solo unas décadas, los expertos estaban ganando premios “geniales” por pontificar que “la batalla para alimentar a toda la humanidad había terminado” y pronosticando que cientos de millones iban a morir y que no había nada que se pudiera hacer al respecto. (P: Si eso es genial, ¿cómo será la ignorancia? ¿No tienen los donantes del premio derecho a un desembolso?

 

Ver nota completa en: http://bit.ly/2D1BjiX

Lo más popular
Únete a la Alianza

Nombre

Apellidos

Organización que representas (opcional)

Área o Puesto al que perteneces (opcional)

Último grado de estudios (opcional)

Área de especialización (opcional)

Email *

Número de teléfono (opcional)*

* Información solicitada con fines de verificación. No aparecerá a la vista del público