Manifiesto

Estamos orgullosos de los alimentos que se producen en nuestro país y de cómo los agricultores mexicanos se esfuerzan en producir, así como de la capacidad de los investigadores mexicanos que desarrollan alternativas para un campo más rentable y el desarrollo de nuestro sector agroalimentario. Somos una población en constante crecimiento y expuesta al cambio climático, por ello, es necesario potencializar las capacidades productivas del campo y fomentar simultáneamente el desarrollo agroindustrial, disponiendo a la libre elección de los agentes participantes, el uso de herramientas innovadoras que contribuyan a la productividad y sostenibilidad de la producción agrícola, al tiempo que se genera una mayor diversidad de fuentes de abastecimiento de insumos alimenticios inocuos, de calidad y accesibles a disposición de la industria agroalimentaria nacional, e inclusive dotar al aparato productivo de ventajas competitivas para la exportación, en beneficio del conjunto de la economía y del bienestar social del país, contribuyendo al desarrollo de tecnologías nacionales por medio de los centros de investigación.

Por lo anterior, expresamos nuestro deseo de unirnos al esfuerzo de trabajar por un desarrollo económico sustentable de México a través de la Alianza Pro Transgénicos, para solicitar respetuosamente a nuestras autoridades:

  1. La urgente expedición de permisos para la siembra experimental, piloto y comercial de maíz transgénico, y continuar con las siembras comerciales de soya y algodón transgénicos, así como de los cultivos que están en desarrollo en los diferentes centros de investigación en nuestro país.
  2. Que se considere la siembra de semillas genéticamente mejoradas o transgénicas como una herramienta útil para los agricultores mexicanos por su resistencia a ciertos insectos, tolerancia a ciertos herbicidas, así como por su tolerancia a sequías, heladas y altas temperaturas, lo que permite producir oportunamente más alimentos e insumos productivos para nuestra creciente población. Además de que su siembra no impacta negativamente al ambiente.
  3. Que la voz de la ciencia sea escuchada y sea la base para la toma de decisiones. Más de 2,000 estudios científicos en todo el mundo, y más de 2,000 millones de comidas servidas con estos productos a lo largo de casi veinte años, han demostrado que los alimentos transgénicos y sus derivados son tan seguros para el consumo humano y animal como los alimentos convencionales y equivalentes.
  4. Que permitan el libre desarrollo de la investigación científica en México, debido a que las moratorias impuestas sólo han propiciado rezago y fugas de talentos por ser un freno a la investigación y a la generación de conocimiento en el país.
  5. Trabajar por el pleno desarrollo de las capacidades productivas de México a través de la aplicación de las políticas públicas que contemplan el aprovechamiento sustentable de la biotecnología agrícola moderna, por medio de una mayor vinculación de los distintos actores.
  6. Que los agricultores mexicanos cuenten con las mismas herramientas que los agricultores de otros países para competir en igualdad de circunstancias y sean ellos mismos quienes decidan qué alternativas tecnológicas usar en sus campos. Es contradictorio que importemos y consumamos alimentos transgénicos y que los productores de nuestro país no puedan optar por estas tecnologías.
  7. Que se tome en cuenta que todos los alimentos derivados de cultivos transgénicos han sido evaluados y aprobados previamente por numerosas autoridades sanitarias, incluyendo a la COFEPRIS en el caso de México, y que hoy permiten su consumo en casi 70 países, por considerarlos tan seguros como los alimentos convencionales.
  8. Que el consumidor tenga acceso a información científica clara, objetiva, útil y oportuna sobre las aplicaciones de la biotecnología agrícola moderna.
  9. Impulsar un campo e industria mexicanos más fuertes, competitivos y sustentable a través de la modernización de las herramientas, procesos y mejora de los cultivos que nos permitan una mayor eficiencia económica.
Únete a la Alianza

Nombre

Apellidos

Organización que representas (opcional)

Área o Puesto al que perteneces (opcional)

Último grado de estudios (opcional)

Área de especialización (opcional)

Email *

Número de teléfono (opcional)*

* Información solicitada con fines de verificación. No aparecerá a la vista del público