Los cultivos transgénicos y su aporte a una dieta más saludable

En dos décadas de comercialización de cultivos genéticamente modificados (GM), han predominado mayormente dos rasgos, que son la tolerancia a herbicidas y la resistencia a insectos. Ambas son propiedades muy útiles para los agricultores y han reportado grandes beneficios económicos, sociales y ambientales [1][2], además de contribuir a la seguridad alimentaria global y a la reducción de los precios de los alimentos [3]; sin embargo, estas ventajas no son directamente percibidas por los consumidores. Esto es algo que ya está cambiando gracias a la nueva generación de cultivos GM enfocados en beneficios nutricionales y de salud.

En nuestro artículo “Como los cultivos transgénicos pueden aportar a la lucha contra la desnutrición” se abarcan diversos cultivos genéticamente modificados (GM) desarrollados para los países con problemas graves de desnutrición, especialmente de vitamina A, ácido fólico y hierro. Entre estos se encuentran, por ejemplo, el “arroz dorado” y la “super banana”, ambos fortificados en betacaroteno con el objetivo de reducir los 2 millones de muertes y miles de casos de ceguera anual por deficiencia de tal nutriente; una lechuga y arroz fortificado en ácido fólico (importante para mujeres embarazadas); el “maíz multinutrient” y el “bio-sorgo”, ambos fortificados en diversas vitaminas y minerales para la población de África; entre otros cultivos GM fortificados [4].

Ver nota completa en: http://bit.ly/2zcLRrW

Lo más popular
Únete a la Alianza

Nombre

Apellidos

Organización que representas (opcional)

Área o Puesto al que perteneces (opcional)

Último grado de estudios (opcional)

Área de especialización (opcional)

Email *

Número de teléfono (opcional)*

* Información solicitada con fines de verificación. No aparecerá a la vista del público